Lo mejor de los brasseries franceses

Comida típica de una brasserie

La palabra brasserie se origina de la palabra francesa cerveza, y se crearon en la región de Alsacia en Francia. En la actualidad es un tipo de restaurante francés que sirve platos clásicos franceses en un ambiente acogedor y exclusivo.

Son generalmente más grandes que un restaurante, tienen bar y menú fijo, está abierto todos los días, a todas horas (muchos abren las 24 horas del día) y tienen personal profesional.

Comida típica de una brasserie

En un exclusivo restaurante francés, se esperaría una comida completa, pero en una brasserie, no es el caso, por eso son tan populares.

Te puedes sentar para tomarte una copa de champagne y unas ostras y compartir un plato de queso, venir por un simple plat-du-jour, hacer un brunch o cenar.

Platos como el Steak Frites o los Moules Frites con alioli, un Croque Monsier, una ensalada Niçoise, un Cassoulet, el Coq au Vin, una brandada de bacalao, o un Sole Meunière son las opciones más demandadas de una brasserie.

Y de postres, los clásicos como el Baba au Rhum, Crème Brulée, Tarte Tatin, Profiteroles, Mousse de Chocolate o el Sorbete.

Ostras empaquetadas

Ingredientes:

Indicaciones:

Abrimos las ostras cociéndolas en un poco de agua, retiramos la concha que no tiene carne y colamos el caldo para utilizarlo después. Sacamos la carne de la ostra y limpiamos la concha que nos ha quedado.

Pelamos el pepino y picamos lo que nos queda (la parte blanca), que vamos a cocerlo durante unos minutos con el agua de cocción de las ostras y la carne de la ostra.

Una vez que esté tierno, cogemos el pepino y la carne de las ostras y lo envolvemos en una hoja de lechuga, formando un paquetito. Este paquetito tiene que ser de un tamaño pequeño para que quepa dentro de la concha.

El caldo de la cocción que nos ha quedado, lo reducimos cociéndolo, lo salpimentamos y le añadimos la mantequilla para que se derrita.

Esta salsa la vertemos encima de las ostras y lo introducimos todo en el horno a una temperatura de 200ºC durante 5 minutos.

Pernil de cerdo

Ingredientes:

Elaboración:

Calentamos el horno a 150º C con calor solo por arriba.

Hacemos unos cortes superficiales en la carne (por la corteza) formando unos rombos, y en cada uno se pincha un clavo de olor. Salpimentamos y repartimos la manteca por encima. Lo colocamos en una fuente para horno y lo metemos dentro durante 1 hora y media,, hasta que la corteza esté dorada.