Lo mejor de los brasseries franceses

Merluza rellena

Clásica donde las haya, la merluza rellena es un segundo plato presente en las celebraciones más importantes, como bodas o fiestas.

Los rellenos pueden variar, pero lo justo es que sean ingredientes de calidad, con mucho sabor y textura, acompañados de una salsa semiespesa para dar jugosidad, como esta bechamel de mejillones y champiñones que adorna esta excelente merluza.

Merluza rellena

Ingredientes para 4 raciones

Para la salsa bechamel:

Procedimiento

Calentamos el horno previamente, durante 20 minutos a 225 ºC con calor por arriba y por abajo.

Cuando compremos la cola de merluza, que el pescadero nos la limpie, que la abra al medio por una parte, y que le quite la espina central sin romperla para que se pueda volver a cerrar.

Limpiamos los mejillones quitándoles las barbas y los abrimos al vapor durante unos minutos. Sacamos la carne y la picamos finamente.

Picamos también los champiñones y los reservamos.

Para hacer la bechamel, calentamos el aceite en un cazo y tostamos brevemente la harina, lo justo para que coja un poco de color. Calentamos la leche y la vertemos, sin dejar de removerlo con unas varillas de metal, hasta que empiece a espesar.

Añadimos sal y pimienta, y agregamos los mejillones y los champiñones picados, removiéndolo todo. Apagamos el fuego y dejamos que enfríe.

Cuando esté tibio, incorporamos los dos huevos y lo removemos con la espátula.

Por otra parte, picamos la cebolla y la rehogamos en una sartén con un chorrito de aceite, lo removemos de vez en cuando, hasta que coja color. Apagamos el fuego y lo reservamos.

Lavamos la merluza con cuidado y la secamos con papel de cocina. La salpimentamos por dentro y por fuera y la rellenamos primero con la cebolla frita, seguido a continuación por la bechamel que hemos preparado.

Cerramos la merluza y la atamos con la cuerda, haciendo el primer nudo en la parte más delgada y enrollando la cuerda hacia la parte más gruesa, y al final lo sujetamos con un nudo.

Colocamos la merluza sobre una fuente para horno, lo rociamos con aceite por encima y lo metemos en el horno a 210º durante 15 minutos.

Terminado el tiempo de cocción, cortamos la cuerda con unas tijeras y la retiramos. Hay que tener cuidado al cortar en porciones la merluza para que no se salga todo el relleno. Servimos la merluza con unas patatas cocidas como guarnición.