Lo mejor de los brasseries franceses

Truchas con salsa de aceitunas

Estrechamente relacionadas con el salmón, las truchas son peces de agua dulce. Pero hay diferentes variedades, como la trucha de mar, que habitan en aguas saladas, truchas de río que son peces de agua dulce, y truchas arco iris que es una combinación de las dos anteriores.

La trucha de piscifactoría tiene un sabor más suave en comparación con sus primos salvajes, y se pueden encontrar durante todo el año.

Truchas con salsa de aceitunas

Como todos los pescados, la trucha debe comprarse solamente cuando esté fresca. Para comprobar si una trucha entera es fresca, hay que fijarse en los ojos, que deben ser claros y brillantes, y las branquias, que deben ser de color rojo brillante.

Cuanto más viejo es el pescado, más oscuro será el color de las branquias. El olor de la trucha fresca no debe ser desagradable y debe tener un limo natural y ser firme al tacto.

La cocción de la trucha es muy corto, pudiéndose cocer, hacer al horno o a la barbacoa. Al cocinar una trucha entera, es mejor cortar la parte más gruesa un par de veces en cada lado. Esto ayuda a que el calor penetre en la carne.

Para comprobar que la trucha está perfectamente cocida, el truco es insertarle un cuchillo afilado o un pincho en la parte más gruesa de la carne, si está bien cocinado, el cuchillo estará caliente al tacto y la carne se volverá opaca y tendrá una ligera resistencia al pincharse.

Ingredientes necesarios para 4 personas:

Para la salsa de aceitunas:

Preparación de la receta

Las truchas las pedimos al pescadero limpias, pero con la cabeza.

Hacemos un caldo con el agua, 6 cucharadas de vinagre, la zanahoria, una cebolla, las ramitas de perejil, la hoja de laurel, el tomillo sal y pimienta. Dejamos que cueza durante 45 minutos a fuego medio y después introducimos las truchas dentro del caldo para que cuezan durante 10 minutos.

Sacamos las truchas y las escurrimos bien dejando que enfríen.

Para preparar la salsa, picamos la cebolla finamente, al igual que las aceitunas. Mezclamos todos los ingredientes bien mezclados y lo ponemos a punto de sal. No hace falta calentar la salsa, ya que el plato se sirve a temperatura ambiente.

Servimos las truchas con la salsa encima. Este plato también se puede acompañar de unas patatas panaderas o hervidas.

Los ingredientes que van con la trucha

El sabor de los pescados dependerá en gran medida del tipo de trucha que se cocine. La trucha de mar es especialmente venerada por su sabor, y una salsa de mantequilla es, a veces, todo lo que se requiere.

El eneldo y el perejil son las hierbas aromáticas perfectas para combinar con la trucha, y arroz salvaje, hinojo y espárragos son también acompañamientos ideales.

Los ingredientes salados también están bien para servir con truchas, el tocino y el chorizo en particular, así como también las aceitunas, los berberechos o las almejas.